¿Buscas un Proveedor de Suministros de oficina TODO en 1 para empresas de Bogotá y Colombia?Quiero Asesoría

La Responsabilidad Social Empresarial es el: “Hacer negocios basados en
principios ético y apegados a la ley. La empresa (no el empresario) tiene
un rol ante la sociedad, ante el entorno en el cual opera.
La decisión de hacer estos negocios rentables, de forma ética y basados
en la legalidad es realmente estratégico, ya que con esto se generará:
ƒ Mayor productividad: a través de mejores condiciones para el cliente
interno que conduce a mejor retención de talentos y por ende
menores índices de rotación;
ƒ Lealtad del cliente: satisfaciendo sus necesidades, empezando por
proveerle un lugar donde pueda transmitir sus necesidades y quejas.
Además de calidad y precio, los clientes empiezan a demandar
información de las condiciones de producción, las certificaciones que
tiene el producto, entre otras; y
ƒ Acceso a mercados: por cumplimiento de estándares y
certificaciones exigidas por actores externos, incluyendo
consumidores.
ƒ Credibilidad: la empresa que es respetuosa de las personas,
comunidades, medio ambiente y la sociedad en su conjunto proyecta
una reputación que le garantiza mayor sostenibilidad en el tiempo,
reduciendo riesgos, anticipándose a situaciones que pueden afectar
la empresa, mayor agilidad para reaccionar y adaptarse y generando
confianza.
La RSE no es una cultura de la filantropía, no se busca que las empresas
se conviertan en obras de beneficencia, ya que las empresas están
hechas para ser rentables. Esto implica que las empresas adopten una
postura activa y responsable en torno al impacto de sus operaciones.
Esta cultura es una forma de hacer negocios que le garantiza mayor
sostenibilidad a lo largo del tiempo a la empresa y crecimiento
económico.
La RSE es el rol que le toca jugar a las empresas a favor del Desarrollo
Sostenible, es decir, a favor del equilibrio entre el crecimiento económico,
el bienestar social y el aprovechamiento de los recursos naturales y el
medio ambiente. Este equilibrio es vital para la operación de los
negocios. Las empresas deben pasar a formar parte activa de la solución
de los retos que tenemos como sociedad, por su propio interés de tener
un entorno más estable y próspero.
CentraRSE 2006

El objetivo principal que persigue la responsabilidad social empresarial
radica en el impacto positivo que estas prácticas generen en los distintos
ámbitos con los que una empresa tiene relación, al mismo tiempo que
contribuya a la competitividad y sostenibilidad de la empresa.
Las empresas tienen la responsabilidad de conocer el entorno en el que
operan. Deben tener un claro conocimiento de todo lo que rodea su
empresa, no solo en términos geográficos, sino en términos del conjunto
de reglas, leyes que rigen su operación, y todas las actividades
relacionadas directa e indirectamente con la empresa.
Es importante reconocer que existen públicos o actores con los que toda
empresa se interrelaciona. A estos, se les llama “públicos interesados”. Los
públicos interesados son todas aquellas personas a quienes el negocio
afecta y se ven impactados por la empresa de manera negativa o
positiva.
La empresa puede orientar sus prácticas responsables hacia el interior de
la empresa o hacia fuera de la empresa. En cada caso ya sea interno o
externo, existen diferentes públicos interesados hacia donde puede
focalizar su acción.
Algunos públicos interesados están a lo interno de la empresa, como lo
son los colaboradores, accionistas, y la alta gerencia por ejemplo. A lo
externo de la empresa, encontramos a los proveedores, clientes, y la
comunidad en general.
Delimitar el impacto interno y externo que tiene la empresa es
fundamental. Es así entonces, que nace la pirámide de la
responsabilidad social empresarial. La pirámide es una herramienta que
ha sido creada con el propósito de ayudar a las empresas a definir las
áreas de acción en términos de responsabilidad social empresarial. Es a
través de la pirámide que las empresas forman criterios para priorizar
políticas de RSE.
En el área interna, estas prácticas están enfocadas en valores y
transparencia que definan el actuar de la empresa, e inciden
directamente en los actores internos (colaboradores). Las prácticas
externas están vinculadas a toda la cadena productiva (proveedores,
consumidores / clientes) Además, abarcan temas como el respeto al
medio ambiente, las comunidades que los rodean y al Estado.
CentraRSE 2006

La empresa socialmente responsable debe serlo en principio desde su
interior porque su principal responsabilidad es con sus colaboradores, que
finalmente son los que hacen posible el negocio.
Una empresa que no enfrenta problemas internos, en donde sus
colaboradores se identifican con ella y que tiene una trayectoria
transparente en términos del cumplimiento de la ley, garantiza mayor
éxito en el resultado de sus acciones y le provee mayor legitimidad a sus
prácticas a lo externo.
Una vez cumplidos estos requerimientos fundamentales, la empresa
puede enfocarse hacia la dimensión externa y tendrá mayor impacto
positivo. Esto se debe a que en una empresa en la que se adoptan
valores éticos, existe transparencia en las operaciones y se cumple con
los requerimientos legales, transmite mayor confianza a lo externo con sus
proveedores, clientes, gobierno y con la sociedad en su conjunto.
La RSE facilita la identificación y constitución de conglomerados
(“clusters”), pues este modelo busca la forma que la empresa pueda
mejorar su relación con su cliente y con su proveedor, buscando
constituir cadenas productivas socialmente responsables, para que se
pueda hablar de un producto o un servicio socialmente responsable.
Así mismo, ampliando el círculo de influencia de las empresa, esta
deberá actuar buscando generar una vinculación con los planes de
comunidad, los planes municipales, los planes departamentales, y
finalmente los planes de nación.
Si logramos que estas prácticas sean parte de nuestra estrategia
empresarial, de nuestra forma de hacer negocios los 365 días del año y
que todos los colaboradores de nuestras empresas viva esta nueva
cultura empresarial, tendremos personas que contribuyan
concientemente con sus acciones al éxito de las empresas,
convirtiéndolas en empresas líderes y ejemplos dignos de seguir.
Estas ideas se concretaron gráficamente por Comité de empresarios en
la Pirámide de RSE que se aprecia en el Anexo 3A. La pirámide está
adaptada a la realidad de Guatemala, porque en los países
desarrollados los elementos internos de la pirámide se practican en un
alto porcentaje (aunque no necesariamente). En el contexto
guatemalteco su aplicación es aún incipiente, pero son acciones que
van a permitir erradicar la pobreza, ampliar el mercado y generar
competitividad.
CentraRSE 2006

INTERNO
INTERNO
EXTERNO
EXTERNO
EXTERNO
CUMPLIMIENTO REGIMEN LEGAL
DESARROLLO DE LA PERSONA
PROYECCION FAMILIA
PROYECCION
COMUNIDAD
DISEÑO/EJECUCION
POLITICAS DE
ESTADO
De esta forma, se determina la relación entre pobreza, mercado y
competitividad, así como el efecto retroactivo que esta cadena crea. Si
se desea lograr que las empresas sean competitivas, éstas deben
empezar por crear las condiciones adecuadas de mercado, que implica
desde acciones de cumplimiento con el régimen legal hasta la
participación en políticas de Estado, de lo contrario se caerá en un
círculo vicioso que afianzará la pobreza en el país.
La Pirámide de RSE
CentraRSE ha definido una pirámide de RSE
que define el orden de prioridad de la
incorporación de la RSE. La pirámide es
una herramienta que ha sido creada con
el propósito de ayudar a las empresas a
definir las áreas de acción en términos
de responsabilidad social empresarial.
Es a través de la pirámide que las
empresas tienen los criterios que necesitan a la mano para poder
diseñar políticas de RSE.
Como vimos anteriormente, la RSE se logra evidenciar a través de la
ejecución de prácticas empresariales que generan un impacto positivo
tanto a lo interno como a lo externo para las empresas que las apliquen.
La empresa puede orientar sus prácticas responsables hacia el interior de
la empresa o hacia fuera de la empresa y en cada caso existen
diferentes grupos hacia donde puede focalizar su acción.
Queremos promover la implementación de éstas prácticas en dos
contextos: El primero es a lo interno y el segundo es a lo externo de la
empresa.
Este primer contexto, el interno contempla la interacción de los recursos
de la Empresa en función de sus resultados. Para esto se consideran dos
dimensiones: El Cumplimiento del marco legal ya que es necesario
reconocer que la empresa no puede ser responsable socialmente si no
está cumpliendo, antes que nada, con el régimen legal ya que ésta es la
base de cualquier acción de RSE y el fundamento para el desarrollo de
CentraRSE 2006

cada uno de nuestros países. De cualquier otro modo, las acciones de la
empresa carecerán de legitimidad y Sostenibilidad en el largo plazo.
Recordemos que la evasión y la falta de transparencia no son sinónimos
de competitividad y que tenemos que pasar de ventajas comparativas a
ventajas competitivas sostenibles en el largo plazo, porque la mano de
obra barata está dejando de serlo por la falta de tecnificación y
productividad. Necesitamos invertir en el desarrollo de las capacidades
de nuestra gente y nuevas tecnologías que incorporen también la
preservación del medio ambiente.
El segundo paso de este contexto es propiciar el desarrollo de la persona
dentro de la empresa. Los colaboradores son necesarios para el éxito de
cualquier empresa, y en la medida en que estén más capacitados, más
motivados, mejor tecnificados y con buenas condiciones laborales, la
competitividad de la empresa será mayor logrando así maximizar la
productividad de las empresas. La legitimidad de una empresa
socialmente responsable radica en el apego a estas dos dimensiones de
carácter interno y sólo con esto, estaremos mejorando las condiciones de
esa parte que nos corresponde de los 35 millones de habitantes de
nuestra región para convertirnos en una región altamente competitiva, y
por qué no también reconocer que tendremos más potenciales
consumidores.
El segundo contexto es el externo, en donde ya se desarrollan las
relaciones de la Empresa hacia fuera formando el vínculo empresasociedad.
Dentro de este contexto se consideran tres dimensiones:
En primer lugar, la proyección a la familia del colaborador son las
personas más cercanas a nuestra empresa que están fuera de ella.
Trabajar con las familias de nuestros colaboradores reforzará la lealtad de
todos hacia la empresa. Podemos extender los beneficios, capacitarlos,
transmitir el trabajo que sus familiares realizan dentro de la empresa. Esto
los convertirá también en aliados de nuestra empresa y en voceros del
trabajo que realizamos.
En segundo lugar tenemos la proyección a la comunidad, la cual debiera
ser básicamente articulación de alianzas con organizaciones públicas y
privadas locales, con el propósito de integrar esfuerzos en la consecución
de objetivos y metas comunes de carácter local y estructural que
faciliten el desarrollo sostenible de la zona (autogestión, planes
municpales priorizados, acciones estratégicas, visión largoplacista y todo
aquello en lo que la empresa tiene impacto en la comunidad incluyendo
el medio ambiente). Todo esto nos hará buenos vecinos corporativos.
CentraRSE 2006

Y en tercer lugar la participación en el diseño y ejecución de Políticas de
Estado es la participación del empresariado en la agenda social del país
es prioritaria, toda vez que el desarrollo productivo de un país está
estrechamente ligado al desarrollo de sus habitantes”. La formulación de
planes de nación de largo plazo, la ejecución de las acciones y cambios
estructurales, así como la evaluación de los resultados, son funciones que
el sector privado debe compartir con sus gobernantes para garantizar su
continuidad y consecución. Las prácticas de interacción con las
decisiones gubernamentales y diseño e implementación. Contribuir a
generar un mejor clima de negocios.
Así mismo es importante resaltar que las acciones externas con la
sociedad y otros, aunque son las más visibles, no hacen que la empresa
sea responsable con la sociedad si no ha cumplido la RSE a lo interno.
Son dos razones las principales, y la primera es que ese tipo de acciones
no incrementan directamente la productividad de la empresa por lo
tanto no contribuye a largo plazo a su competitividad y sostenibilidad. La
segunda, desde el punto de vista de imagen, es que los efectos de las
acciones a lo externo de la empresa contribuyen muy poco si no son
respaldados por las acciones a lo interno. En cierto sentido no es legítimo
que la empresa se quiera proyectar hacia fuera como una empresa
responsable socialmente, si a lo interno no ha cumplido con las
condiciones necesarias.

Responsabilidad, Garantía y Cumplimiento.

Nuestros tres canales de venta, son lo que necesitas para las compras de toda tu empresa.
Cubrimos casi todas las áreas de tu empresa.

Ahora puedes comprar en linea. Dismiss